Nos dirigimos hacia un mundo hiperconectado, rodeados de sensores, y todo conectado entre sí, lo que genera una cantidad ingente de datos, según ha apuntado Koby Levy, director de Transformación Digital e Internet de las Cosas (IoT) Iberia de Huawei Technologies, en el Seminario INTO celebrado en Palma de Mallorca. Y esto no ha hecho más que empezar. De conectar personas hemos pasado a conectar cosas. Para 2025 serán 100.000 millones los dispositivos conectados en el mundo. Pero lo importante es qué vamos a hacer con toda esa información que generan, como ha reconocido Santiago Lorente, director de Ventas para Empresas de Soluciones de Datos e Inteligencia Artificial en Microsoft. El futuro ya está aquí.

Es, según ha subrayado Lorente, “una revolución invisible que está llegando porque estamos absolutamente rodeados de sensores. El potencial de crecimiento es enorme, ya que los datos enlazados nos ofrecen una riqueza estadística hasta ahora desconocida porque durante años esos datos se han desechado, cuando su almacenamiento siempre ha sido barato”.

Si ahora sólo el 10% de las empresas trabaja con aplicaciones en la nube, en 2025 será el 85%, según los datos facilitados por Levy. Asimismo en la actualidad únicamente utilizan el 13% de los datos disponibles y para ese año ya será el 80%, y el 86% tendrá desarrollado aplicaciones de inteligencia artificial, cuando hoy en día sólo el 5% ha experimentado con ella pero únicamente el 1% la ha desarrollado.

Koby Levy, de Huawei, ha explicado que la monetización del IoT vendrá de la mano del uso de los datos para tomar las decisiones adecuadas.
Koby Levy, de Huawei, ha explicado que la monetización del IoT vendrá de la mano del uso de los datos para tomar las decisiones adecuadas.

En esta misma línea para 2020 el 65% de las empresas habrá adoptado el internet de las cosas, el 94% de ellas con un retorno de la inversión positivo, como ha señalado Ajay Aluri, director fundador del Laboratorio de Tecnología e Innovación Hotelera de la Universidad de Virginia Occidental.

El siguiente paso en esta evolución, según Aluri, será cuando las cosas pasen de “comunicarse entre ellas a interactuar con las personas. En cualquier caso estas conexiones permiten obtener datos que nos facilitan información sobre comportamientos y hábitos, la posibilidad de transformar procesos y de tomar las decisiones necesarias como reacción ante situaciones dadas”.

Con la evolución del IoT las máquinas serán las encargadas de realizar las multitareas gracias a los dispositivos conectados, según ha apuntado Ajay Aluri.
Con la evolución del IoT las máquinas serán las encargadas de realizar las multitareas gracias a los dispositivos conectados, según ha apuntado Ajay Aluri.

Sin embargo su desarrollo se enfrenta a no pocas debilidades, según ha afirmado Aluri, como la falta de científicos de datos en las empresas, así como del valor percibido en las compañías, mientras que los empresarios también muestran su preocupación por la seguridad y el precio de su implantación. Para Lorente los dos grandes retos que debe afrontar el internet de las cosas para su desarrollo son “la falta de estandarización de los dispositivos y la seguridad”.

Pero por encima de eso, ha añadido, “los viajeros están adoptando esta tecnología y muestran su deseo de incrementar su uso siempre que les aporte valor. El internet de las cosas por tanto está llamado a convertirse en el futuro en los agentes de los viajeros, integrando múltiples dispositivos en una plataforma superwifi”.

Evolución ralentizada

Sin embargo la evolución, como ha admitido el directivo de Huawei, “no ha sido tan rápida como se esperaba, por la multitud de redes no compatibles existentes, pero ya nos encontramos en la fase de uso comercial escalable de esta tecnología en 14 industrias, en más de 50 ya está en uso comercial, con más de 2.000 partners y 50 millones de conexiones. De hecho finalizaremos el año con cinco millones de detectores de humo inteligentes, tres millones de equipos de supervisión de bicicletas eléctricas y ocho millones de dispositivos de gas inteligente que utilizan esta tecnología”.

La tecnología del futuro ya está aquí
La tecnología del futuro ya está aquí

El director del Laboratorio de la Universidad de Virginia ha asegurado que el desarrollo mayor de esta tecnología se producirá en un periodo no superior a los 10 años. Y es que, como ha concluido el directivo de Microsoft, “el mundo al que nos dirigimos es incierto, pero lo que está claro es que la sociedad tal y como la conocemos va a cambiar. El futuro es nuestro para crearlo, ya que se nos abre un mundo nuevo con multitud de oportunidades”.

Vivi Hinojosa

Redactora en Innovación y Hoteles

21 0
Escribe tu comentario

Escribe tu comentario







Avisar por email si hay respuestas
Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
noticia 129800_tecnologia-futuro-ya-esta-aqui.html 3 104148 00