Las impresoras 3D que "fabrican" alimentos comienzan a abrirse paso en el mundo de los congresos y convenciones, según pudimos ver en la feria IBTM que tuvo lugar la semana pasada en Barcelona.

Comida para eventos

Los primeros modelos disponibles en el mercado aún tienen unas prestaciones muy limitadas en comparación con la alta cocina, pero se espera que en el futuro estas máquinas permitan que cada asistente pueda "personalizar" su menú.

En la feria IBTM que tuvo lugar en Barcelona, pudimos ver en acción una de estas impresoras de alimentos 3D

La máquina en cuestión, desarrollada por la empresa 3D Food Lab, de Estonia funciona usando alimentos líquidos (chocolate fundido, pasta de queso, paté, jugos de frutas...) y es capaz de imprimir capa a capa diferentes tipos de pasteles con formas artísticas, o bien logotipos de empresas o cuadros famosos.

No obstante, la velocidad a la que trabajan estas impresoras 3D no parece ser un punto a su favor, sobre todo si tenemos en cuenta las grandes cantidades de alimentos que puede requerir una convención a la que asisten decenas, centenares o incluso miles de personas.

No obstante, según apuntó Andrey Barna, fundador de esta empresa, conforme avance la tecnología las impresoras 3D de comida podrán ser mucho más versátiles.

La comida hecha en impresoras 3D llega a los congresos y convenciones
La comida hecha en impresoras 3D llega a los congresos y convenciones

Menús personalizados

En este sentido, aseguró Barna, podemos imaginar un futuro donde la persona que asista a un congreso "usará unas gafas de realidad virtual para elegir su platos favoritos, asesorado por su asistente digital en base a su historial de preferencias, gustos e incluso los juguetes de su infancia, y las impresoras 3D crearán ese menú personalizado. Los platos serán servidos por un camarero-robot". ¿Pura ciencia-ficción?

En el mercado comienzan a aparecer otras iniciativas similares. Por ejemplo, la empresa española Cocuus, con sede en Navarra, está desarrollando una tecnología basada en el corte por laser para servir creaciones culinarias en 3D. Es decir, esculpe los alimentos en la forma deseada.

Esta compañía quedó finalista en la primera edición del desafío Meliá Challenge en la que se presentaron soluciones para mejorar la experiencia del cliente.

Ver también Impresión 3D…¡repuestos infinitos!

Xavier Canalis

Redactor en Economía

19 0
Escribe tu comentario

Escribe tu comentario







Avisar por email si hay respuestas
Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
noticia 129750_comida-hecha-impresoras-3d-llega-congresos-convenciones.html 3 104141 00