Meliá Hotels International apuesta por el valor disruptivo de las startups para innovar en el departamento de Alimentación y Bebidas (F&B), como ha quedado demostrado en la primera edición del desafío Meliá Challenge, puesto en marcha en colaboración con la aceleradora especializada en este ámbito Eatable Adventures. Las 10 finalistas han presentado sus soluciones ante un jurado integrado por representantes de ambos socios, que han designado una ganadora y tres menciones especiales.

La ganadora en esta primera edición ha sido B-Lab Gastronomic, plataforma tecnológica global de experiencia de cliente en F&B fundada por los emprendedores vascos Iñaki Lasa, Javier Lasa y Rafa Viar. Una plataforma que se caracteriza por aunar la gestión integrada de la interacción con el cliente en todas las soluciones que han diseñado para el canal Horeca, y por la rapidez con la que las han lanzado al mercado.

Así, ya aplican inteligencia artificial a una cabina sensorial de realidad virtual, un escaparate interactivo, un asistente virtual controlado por voz para la gestión de reservas y un comedor con tecnología inmersiva, que constituye la primera fase de su proyecto para Meliá, mientras que la segunda sería un robot para la venta de postres. Aparte del efecto wow y el carácter diferencial que imprime a la oferta, todos estos productos sirven también para recabar datos que, tras su pertinente análisis, sirven para mejorar la experiencia del cliente y generar modelos de predicción de demanda.

Javier Lasa, de B-Lab Gastronomic, durante la presentación de su propuesta, que finalmente fue la ganadora.
Javier Lasa, de B-Lab Gastronomic, durante la presentación de su propuesta, que finalmente fue la ganadora.

Entre las que han recibido la mención especial se encuentra la irlandesa Food Safe System, que facilita el cumplimiento automático de la normativa de seguridad alimentaria. Asimismo otra de las seleccionadas, la valenciana Optimus Garden, propone la aplicación de jardines verticales con una triple versión: como fuente de producto local para la oferta gastronómica del hotel, como elemento decorativo sostenible en determinadas habitaciones, e instalándolo en la azotea, como iniciativa sostenible, ahorro de costes y herramienta de marketing.

La danesa Too good to go también ha sido distinguida con una mención especial del jurado por su propuesta para evitar el desperdicio de alimentos en los hoteles y así la generación de CO2 que éstos producen, además de contribuir a dar una buena imagen ante potenciales clientes. Su proposición consiste en que los establecimientos creen paquetes de comida con los productos sobrantes de buffets y del departamento MICE y los suban a la web a un precio atractivo para que el público local pueda reservarlos y pasar después a recogerlos, con el aliciente del contenido sorpresa. Ya cuentan con 180 colaboradores (hoteles, supermercados, etc.) en nueve países, con los que han “salvado” siete millones de packs de comida, reduciendo en 600.000 kilos las emisiones de CO2.

El proyecto de jardines verticales que presentó Manu Cabrera, director de Operaciones y cofundador de Optimus Garden, también resultó distinguido con una mención especial.
El proyecto de jardines verticales que presentó Manu Cabrera, director de Operaciones y cofundador de Optimus Garden, también resultó distinguido con una mención especial.

En todos los casos se ha valorado su carácter disruptivo e innovador, sin perder de vista las posibilidades que ofrece cada proyecto de aplicación a la operativa hotelera. De hecho los casos concretos que establecía el desafío Meliá Challenge se referían a “la aplicación de la tecnología en la experiencia del cliente en el ámbito MICE y empresarial, en la generación de experiencias sensoriales únicas, también en torno a la gastronomía, y a la hora de optimizar el vínculo entre hotel y cliente”.

Éxito de la primera edición

En Meliá Hotels International y Eatable Adventures coinciden en evaluar esta primera edición como un gran éxito por la gran respuesta obtenida, tanto nacional como internacional, y el elevado nivel del emprendimiento percibido, ya que se recibieron cerca de 50 soluciones innovadoras de las que seleccionaron las 10 finalistas.

Foto de familia de todos los participantes en esta primera edición del reto Meliá Challenge con Eatable Adventures.
Foto de familia de todos los participantes en esta primera edición del reto Meliá Challenge con Eatable Adventures.

Entre el resto de finalistas las propuestas eran de lo más variadas: una adaptación de impresora 3D para trabajar con alimentos, una plataforma de gestión de cocinas profesionales en la nube, la conexión wifi a través de una maceta, una app de búsqueda de empleo y empleados específica para la hostelería, una propuesta que aúna tecnología y alta coctelería, y otra que combina experiencias gastronómicas e inmersivas para todos los sentidos.

Apuesta por la innovación

Meliá complementa esta línea de innovación en su departamento de Alimentación y Bebidas con alianzas con partners de primer nivelcomo los galardonados Hermanos Torres, Martín Berasategui o Ángel León, entre otros. Su objetivo es, según fuentes de la cadena, “contar con una oferta gastronómica vanguardista que incorpore la esencia local del destino, promueva el conocimiento de la gastronomía de otros lugares o transfiera la importancia de una alimentación saludable y equilibrada”.

Además, añaden las mismas fuentes, “en la nueva estrategia de posicionamiento de sus hoteles como epicentros sociales en el destino, Meliá también ha encontrado en su oferta gastronómica la mejor forma de atraer al público local a sus establecimientos”.

Vivi Hinojosa

Redactora en Innovación y Hoteles
HOSTELTUR

19 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
noticia 126130_melia-innova-alimentacion-bebidas-mano-startups.html 3 103801 00