Uruguay es uno de los únicos países de Sudamérica que no tiene un acuerdo con Brasil para que la alícuota del Impuesto a la Renta de 6,8% que se cobra sobre las remesas de dinero al exterior sea una retención a descontar. De otra forma, de la manera actual –desde hace casi dos años- “pasa a ser un costo”, dijo a HOSTELTUR LATAM el presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, Juan Martínez.

Brasil cobra una tasa sobre todos los importes girados al exterior, “desde reservas de alojamiento, compras a turoperador, compras de grupos mayoristas, todos los pagos que salen de Brasil salen con ese impuesto, explicó el presidente de la Camtur, Juan Martínez.

Los gobiernos de Uruguay y Brasil no tienen un convenio de reciprocidad bilateral fiscal, “lo que permitiría que ese impuesto sea una retención a descontar del impuesto a la renta a quien se le retiene”. Pero al no tenerlo, “por lo tanto pasa a ser un costo”, dijo el titular de la Cámara empresarial.

“Es un tema que nos preocupa y que hemos planteado al Ministerio, porque si bien tiene el impuesto para otros destinos, prácticamente toda Sudamérica tiene convenios de reciprocidad bilateral fiscal con Brasil”, afirmó.

Montevideo es uno de los destinos uruguayos preferidos por los brasileñós. Foto: J. Lyonnet.
Montevideo es uno de los destinos uruguayos preferidos por los brasileñós. Foto: J. Lyonnet.

Martínez considera que el sobrecosto “afecta a algunos empresarios que están trabajando fuerte para aumentar el caudal de Brasil que es adonde tenemos que apostar”.

Si bien se comprende que en este momento las negociaciones a nivel del gobierno con Brasil pasan por otras discusiones “es un planteo que como sector turismo lo tenemos que tener arriba de la mesa”.

Lo que se propone desde el empresariado es “estudiarlo a nivel Mercosur, Ministerio de Economía, gobiernos, para buscar la manera, si es un convenio de bilateralidad fiscal o eliminarlo”.

El gobierno federal de Brasil había fijado en 25% la alícuota del Impuesto a la Renta que se cobra sobre las remesas de dinero al exterior, desde el 1° de enero de 2016. Este impuesto había elevado el costo de las empresas que prestan servicios fuera del país, sobre todo agencias de turismo. Tras la presión ejercida por el sector turístico, el gobierno decidió reducir la tasa al 6,8%. Ver: Brasil reduce impuesto que encarece viajes al exterior

El impuesto corre para quienes compran paquetes de viajes al exterior, incluyendo hoteles, pasajes aéreos y otros servicios turísticos.

Están exentas de este impuesto las compras con tarjeta de crédito en sitios web internacionales y el pago de estadías en hoteles del exterior, así como las reservas hoteleras hechas con tarjeta en sitios web de Brasil y la compra de moneda extranjera en casas de cambio.

Javier Lyonnet / Montevideo, Uruguay (javier.lyonnet@hosteltur.com) 
Noticias del sector turístico de Latinoamérica en Twitter
100 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
noticia 114550_impuesto-brasil-reservas-exterior-perjudica-al-turismo-uruguay.html 3 100709 00