Iberostar Hotels & Resorts ha tenido a Cuba como destino preferencial a lo largo de su amplia trayectoria, una predilección que se incrementa cada año con nuevas y atractivas incorporaciones y el reposicionamiento de activos con una sorprendente historia detrás, como es el caso del Habana Riviera by Iberostar, situado en un enclave privilegiado de La Habana, frente al Malecón, y que recibirá una multimillonaria inversión. La cadena ha puesto en marcha un ambicioso plan de expansión, con el que planea haber incorporado a final de 2018 11 nuevos establecimientos. En dos años prevé alcanzar además el objetivo de ofrecer un total de 12.000 habitaciones en el país.

Según señala Aurelio Vázquez, Chief Operating Officer (CCO) de la cadena, “Cuba ha sido siempre uno de los destinos más relevantes de nuestro portfolio y se ha convertido en uno de los preferidos de nuestros clientes a nivel internacional. Tenemos clara nuestra voluntad de seguir apostando por el destino y queremos seguir reforzando nuestra presencia en el país, llegando a ofrecer 12.000 habitaciones en 2020”.

Las incorporaciones de 2018 incluyen seis hoteles en Holguín, tres en Santiago de Cuba, uno en Cayo Coco y otro en la Habana, en este caso el Iberostar Grand Hotel Packard, cuyo proyecto estará finalizado en el mes de agosto, según avanzó este diario en La Habana Vieja tendrá su tríada de lujo en su cumpleaños 500. Este nuevo hotel añadirá a la oferta de la cadena 321 habitaciones del segmento de lujoSituado en la misma ubicación de un predecesor de igual nombre, en la intersección del Paseo del Prado con la calle Cárcel, el nuevo edificio de diez pisos solo ha conservado sus fachadas centenarias. Contará con varias salas polivalentes, piano bar, área de tiendas, cigar-bar, restaurant gourmet y un bar de tapas, así como un patio central climatizado con techo de cristal. Además, en el quinto piso, incluirá un spa con múltiples servicios y la piscina.

Habitación del Iberostar Laguna Azul, situado en Varadero.
Habitación del Iberostar Laguna Azul, situado en Varadero.

Cuba ofrece además, según la hotelera, una perfecta representación de los diferentes segmentos de hoteles bajo los que Iberostar ha reorganizado a principios de año su portfolio para reflejar la esencia de la compañía en la actualidad, como informó HOSTELTUR noticias de turismo en Iberostar reorganiza su portfolio en tres segmentos. En el caso de Cuba cuenta con hoteles de ciudad, ubicados en el corazón de ciudades como La Habana; hoteles de playa, situados en primera línea en zonas como Varadero o Los Cayos; y hoteles con historia, un segmento de nueva creación que incluye establecimientos singulares ubicados en edificios que por su arquitectura o significado histórico-cultural tienen un valor o encanto especiales. Además, la categoría transversal Grand,de alta gama, máximo exponente del lujo de Iberostar también está presente en hoteles como el nuevo Packard o el Iberostar Grand Trinidad.

El fuerte vínculo de Iberostar con Cuba y su colaboración con las entidades turísticas de la isla tiene ya 25 años, con presencia además en los lugares más emblemáticos, como es el caso de Trinidad, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad en cuyo corazón se encuentra el Iberostar Grand Trinidad, un solo adultos para mayores de 15 años, que planea una ampliación que permitirá añadir otras 26 habitaciones a las 40 actuales y un spa, mientras tiene en trámite permisos para incluir también una piscina. Este establecimiento fue construido entre el año 2000 y 2006 manteniendo únicamente su fachada histórica de aire colonial.

Iberostar Grand Trinidad.
Iberostar Grand Trinidad.

La leyenda de Meyer Lansky y un huracán que trajo algo bueno

Otra historia más reciente aunque no por ello menos interesante se esconde tras el Habana Riviera by Iberostar, cuya trayectoria permite volver más de medio siglo atrás en el tiempo y conocer la vida y leyenda del famoso capo de la mafia Meyer Lansky, quien mandó construir el hotel y situar en él toda una serie de símbolos que dejaron claro a los habitantes de la capital cubana en los años 50 que la mafia había llegado a la ciudad. El hotel tienen en marcha una importante renovación que recibirán una inversión de decenas de millones de euros y que irá mucho más allá de recuperar algunas de las zonas afectadas por el paso del huracán Irma, como es el caso de la piscina, con su curiosa forma de ataúd. El hotel pertenece a Gran Caribe y desde hace un año funciona mediante contrato de administración con la cadena española, que ya ha dejado su impronta en aspectos como la gastronomía, la organización de eventos y la recuperación del cabaret, el Copa Room, uno de los más emblemáticos de la ciudad.

Iberostar refuerza su presencia en Cuba con hoteles únicos

La inversión destinada a los hoteles de Varadero estará en parte enfocada a la reparación de algunos destrozos ocasionados en los resorts por el paso del huracán Irma el pasado mes de septiembre, que se han unido a la renovación constante que la cadena hace de los hoteles para mantenerlos a punto y aumentar su atractivo cada año. Curiosamente, según señalan los responsables de algunos de estos resorts, como el Iberostar Taínos, Iberostar Playa Alameda e Iberostar Laguna Azul, se beneficiaron de algún modo del paso de este potente huracán, que mejoró la zona de playa de acceso desde cada uno de ellos, viéndose ampliada.

Ángeles Vargas, enviada especial a Cuba

28 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
noticia 111030_iberostar-refuerza-su-presencia-cuba-hoteles-unicos.html 3 102407 00