Nuevas tecnologías que han comenzado a aplicarse en la industria turística (en el ámbito de la hotelería, la intermediación, los transportes, etc) ya permiten adentrarnos en ese futuro que hasta hace poco nos parecía de ciencia-ficción. En cualquier caso, esta tecnología debe contemplarse como la herramienta al servicio de un cambio de modelo turístico, tal como explica el tema de portada de la revista HOSTELTUR de septiembre.

En los próximos años, el mundo pasará de los 1.235 millones de viajeros internacionales anuales (cifra actual), a los 1.800 millones de turistas que se alcanzarán hacia 2030, según las previsiones de la Organización Mundial del Turismo. 

Sin embargo, ese crecimiento por sí solo no representa una demanda garantizada para todos los destinos turísticos y empresas, dado que la competencia es cada vez más global.

De hecho, atraer a los viajeros del futuro requerirá altas dosis de adaptación frente a escenarios cambiantes y nuevos perfiles de consumidores cada vez más tecnológicos.

La realidad aumentada (en la imagen, las gafas Hololens, creadas por Microsoft) permitirá al cliente interactuar con empresas y destinos turísticos de un modo completamente diferente al de hoy en día.
La realidad aumentada (en la imagen, las gafas Hololens, creadas por Microsoft) permitirá al cliente interactuar con empresas y destinos turísticos de un modo completamente diferente al de hoy en día.

Cambios cuantitativos y cualitativos

Y es que según apunta José Antonio Donaire, geógrafo y profesor de Turismo en la Universitat de Girona, “pasar de 1.000 a casi 2.000 millones de turistas internacionales tendrá lugar con una relativa facilidad”.

Pero el cambio no sólo será cuantitativo, sino también cualitativo, añade. “Vamos a ver viejos turistas con nuevos hábitos y viceversa, una convivencia que hará difícil la gestión del turismo”.

De hecho, esta mayor complejidad de la actividad turística comienza a ser ya patente debido a los cambios que están transformando al sector.

“Tenemos que ser muy conscientes que estamos en un momento de transición turística: cambian los modelos operativos; la forma de cómo los turistas acceden a los destinos; el sistema de comercialización, de promoción... Entonces lo primero que tenemos que tener muy claro es: ¿Qué es lo que queremos cambiar?”, plantea José Antonio Donaire.

“Luego tenemos que encontrar la solución -que muchas veces será tecnológica, otras no- que mejor resuelva el conflicto que hemos detectado. Pero el camino siempre tiene que ser: primero identificar el problema que debemos solucionar y segundo pensar en la herramienta”, remarca este experto. 

El problema, dice, es “cuando a veces invertimos esta ecuación y ponemos por delante la tecnología, pensando que estamos en un contexto que necesita soluciones tecnológicas como si esto fuera un fin".

"A veces hay respuestas tecnológicas que lo único que hacen es reproducir el viejo paradigma, lo único que lo hacen de forma digital. Y yo creo que no hay peor error que éste”, reitera.

Las tecnologías que ayudarán a cambiar el modelo turístico
Las tecnologías que ayudarán a cambiar el modelo turístico

Nuevos motivos para viajar

Uno de los grandes cambios a los que se refiere Donaire y que se intensificarán en los próximos años tiene que ver con los motivos por los cuales la gente viaja. 

“El concepto de turismo se está ampliando mucho. El contingente más numeroso de viajeros es el de aquellas personas que se desplazan por motivos de ocio, pero el ámbito de motivaciones está creciendo de una manera muy rápida", indica.

De hecho, en 2030 habrá en el mundo tantos turistas por motivos personales (salud, educación, visitas a familiares) como turistas por motivos de ocio tenemos hoy”.

Nuevo paradigma de movilidad

Es decir, explica José Antonio Donaire, “está irrumpiendo un nuevo paradigma de la movilidad”.

Y aquí se produce un importante reto para el sector turístico tradicional, “que trabaja mucho el ámbito del ocio y en cambio aún no está preparado para ese contingente de nuevos turistas con motivaciones mucho más plurales. Lo más importante será adaptar una parte de nuestra oferta a necesidades que son muy concretas”.

La especialización será un modo de avanzar en dicha dirección y desde luego, las innovaciones tecnológicas, “que no son el fin sino el medio al servicio del cambio de modelo”, reitera Donaire. 

“Si identificas bien ese cambio ya encontrarás la tecnología que te ayude mejor, para que esté a tu servicio”.

Por todo ello, concluye, “la tecnología es un vector destacado, es la herramienta que permitirá de manera más eficiente el cambio de paradigma”.

Novedades ya en el mercado

El tema de portada, que se puede descargar como documento PDF, apunta una selección de tecnologías lanzadas recientemente, ya disponibles en el mercado, y que pueden ayudar a empresas turísticas y destinos a avanzar hacia ese cambio de modelo de viajes más personalizados, sostenibles y eficientes.

Entre esas novedades que han llegado a la industria turística, destacan por ejemplo las habitaciones de hotel envolventes con nuevos sistemas de proyección audiovisual; los kits de ahorro de luz y agua donde el huésped del hotel toma un papel activo; los dispositivos de room service controlados por voz; nuevos sistemas biométricos para embarcar en el avión; los vehículos colectivos sin conductor; chatbots en agencias de viajes; o impresoras 3D. De todas estas innovaciones hablamos con más detalle en el tema de portada.

https://issuu.com/hosteltur_2017/docs/hosteltur-271-el-turismo-entra-en-u

Puede descargarse la revista HOSTELTUR del mes de septiembre en este enlace.

40 0
Escribe tu comentario

Escribe tu comentario







Avisar por email si hay respuestas
Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
noticia 110040_tecnologias-ayudaran-cambiar-modelo-turistico.html 3 100305 00