La Comisión Europea propondrá el próximo año un proyecto de ley que obligue a las aerolíneas a realizar controles de salud mental a los pilotos antes de iniciar el vuelo comercial, como parte de los esfuerzos para evitar la repetición del accidente de Germanwings del año pasado. Las autoridades han estado buscando maneras de endurecer la evaluación de los pilotos y determinar mejor su salud mental, después de que un joven piloto se encerró en la cabina y estrelló un avión de Germanwings en los Alpes en marzo de 2015, matando a los 150 a bordo, incluyéndole.

 

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) de la COmisión Europea ha hecho públicas sus nuevas propuestas que incluyen mejorar el apoyo a los pilotos que tienen problemas de salud mental y aumentar los controles médicos antes y durante el empleo.

El organismo contempla que las operadoras deberán garantizar que los pilotos tengan acceso a programas de apoyo. Las tripulaciones técnicas de las aerolíneas también estarán sujetas a más pruebas de drogas y alcohol, incluso al ser contratadas, después de incidentes graves y si hay sospecha de abuso de sustancias.

EASA dijo que las partes interesadas han sido consultadas sobre las propuestas. Las nuevas medidas se unen a las propuestas planteadas en agosto pasado y que incluían efectuar pruebas más firmes a los nuevos pilotos, después del caso Germanwings, el cual no puede repetirse. La Comisión presentará una legislación basada en sus propuestas en 2017, dijo la EASA. Alemania, país de origen de Germanwings, ya ha modificado sus leyes de aviación para incorporar tales pruebas.

Europa someterá a pilotos a severos controles de salud mental y drogas

La European Cockpit Association (ECA), que representa a más de 38.000 pilotos en 37 países europeos, dijo que daba la bienvenida a las propuestas sobre programas de apoyo y evaluaciones psicológicas, pero se mostró escéptico en cuanto a si las propuestas de control aleatorio de alcohol y drogas funcionen. "La experiencia de los Estados Unidos muestra que esta selección aleatoria es muy costosa, pero 10 veces menos eficaz en la identificación de casos problemáticos que los programas de apoyo entre pilotos", dijo el presidente de ECA, Dirk Polloczek, a la agencia Reuters.

La agencia francesa de investigación de accidentes aéreos de BEA conjuntamente con los fiscales y la policía determinaron que el copiloto Andreas Lubitz se encerró dejando al capitán de la aeronave fuera de la cabina, estrellando el vuelo 9525 de la aerolínea alemana en los Alpes franceses (ver informe final en Las recomendaciones de seguridad tras el siniestro del avión de Germanwings).

Como se recordará, los fiscales encontraron pruebas de que Lubitz, quien sufrió depresión, había investigado métodos de suicidio y ocultado la enfermedad a su empleador.

La Comisión Europea presentará una legislación basada en las normas propuestas durante 2017.

3 0

No están habilitados los comentarios en esta noticia o es una noticia antigua.

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.X
noticia 118970_europa-sometera-pilotos-severos-controles-salud-mental-drogas.html 3 97855 00